Tom, te amo.

Al fin yo otra vez! Después de un tiempo de ausencia. Han pasado muchas cosas. Bueno, no es de extrañar eso ya que mi vida está llena cosas y muchas cosas jejeje.

Estoy bien, en casa todos bien. Disfrutando responsablemente de la vida. Trabajando, soñando, sonriendo, comiendo, corriendo, pedaleando y lo más importantes, viviendo a plenitud.

Feliz, completa y yo! Especialmente YO :)

Creo que no tengo nada concreto qué contar. Julianita, mi hija perruna, está más adorable cada día. Tom está más envejecido :( y eso me apena y me preocupa. Ya tiene 14 años. Se ha puesto más delgado. La próxima que tome mi día libre laboral lo llevaré al veterinario :( Lo amo y espero que me acompañe por mucho más tiempo.

A ninguno de mis gatos lo he visto morir ya que mis anteriores gatos simplemente se fueron de casa. Y a Tom ya lo tengo 14 años conmigo. Con mis hijos perrunos he experimentado la muerte. Aaron y Fifi. Fue terrible. La muerte es irreparable, si alguien piensa que se supera está equivocado. La muerte jamás se podrá superar. Gracias a Dios no he experimentado la muerte de una persona cercana. Deseo nunca experimentarla. Del solo hecho de pensar en eso me pone down.