Despedida de junio y de lo que no sirve.

Me agrada mucho mis días entre semana, pero lo que me he dado cuenta que realmente cuando el fin de semana lo tengo muy ajetreado, me cuesta pero me cuesta un mundo enganchar al lunes y es ahí cuando seo que lunes se parte del fin de semana jaja.

Sin embargo, cuando ya estoy encaminada y le agarro el ritmo, amo mis días laborales y las noches también ya que de igual modo sigo una rutina que es el gym.

Torta de frutilla, comida china, galletitas de avena, aniversario de amor, helado de nuez, horneados típicos, pizza con queso catupiry, paseo a las mascotas, shopping, llamadas largas de teléfono, caminatas, siesta entrecortada, ... entre otras cosas... ha sido un fin de semana movido y con razón hoy no quería despertar. 

En fin, ya inició la semana y es el fin de un mes lleno de cosas y el comienzo de un nuevo mes lleno de esperanzas y ansias de que las cosas sean mejores y más bonitas. Aún recuerdo mi 1 de junio. Me dije algo similar, la verdad es que se comprometía a que iría a ser algo mejor, estaba con el optimismo a mil. Pero bueno, ya pasó y nuevamente estoy arriba. 


Perdón...

Perdóname por ver colores en un cielo gris 
Por convencerme que a tu lado iba a ser feliz, 
Perdóname por entregarme a ti… 

Te imaginé sincero cuando no era así 
y si tenías ojos eran para mí, 
discúlpame pero que tonta fui... 

Te idealicé a mi lado en mis noches y días, 
Y me aferré a la idea que tú eras el amor de mi vida… 

Hoy te pido perdón, perdón, perdón, 
Por haberte confiando sin dudar mi corazón, 
Entregar mi alma a tus brazos 
Por confiar mi cuerpo en tus manos… 
Perdón, perdón, perdón 
Por crearme esta falsa historia de amor, 
Y te pido perdón 
Por haber esperado demasiadoDe un perdedor… 

Me dabas las señales pero no las veía, 
Creía que un día de pronto cambiarías, 
No puede ser que estúpida me vi… 

Te idealicé a mi lado en mis noches y días, 
Y me aferré a la idea que eras el amor de mi vida… 

Hoy pido perdón, perdón, perdón, 
Por haberte confiando sin dudar mi corazón. 
Entregar mi alma a tus brazos 
Por confiar mi cuerpo en tus manos … 

Perdón, perdón, perdón 
Por crearme esta falsa historia de amor, 
Y te pido perdón 
Por haber esperado demasiado, 
De un perdedor…

Como las olas del mar

A veces únicamente quisiera morir o quisiera volver a aquél tiempo en el que la vida me sonreía y que miraba el adelante con un gran arcoiris que quería alcanzar. Pero la vida real es esta, la que nos hace llorar, las que nos hace sentir ese dolor que toca nuestro corazón, la que también nos hace reir de alegría, la que nos dice: quiero más!

En estos últimos días he tenido un altibajo, un subidón de emociones. A veces me pienso que no merezco nada de lo que tengo. Tengo ideas locas y extrañas. Sueños inalcanzables. 

Ay, ay, ay...

Creo que ya estoy delirando.

Ya no sé lo que soy, lo que quiero y lo que siento. 

Solo tengo ganas de llegar a casa y llorar y llorar y llorar hasta deshidratarme completamente y morir...